Ponte saludable en el Año Nuevo: 26 propósitos para el 2019

Por   

Ver como:

New Year's resolutions on a wooden table with colorful decorations
Crédito de la foto: Petar Djordjevic/shutterstock

SALUDABLE Y SABIO

Es casi un año nuevo, y eso quiere decir que es hora de pensar en los propósitos del Año Nuevo. Establecer metas que te ayudarán a sentirte mejor física y mentalmente también puede ahorrarte un poco de dinero, pero las metas pueden ser difíciles de mantener. Afortunadamente, estos 26 propósitos saludables son fáciles de lograr y mantener. Al igual que con todos los propósitos del Año Nuevo, es importante escribirlos, compartirlos con familiares y amigos y decidir cómo mantenerte a ti mismo fiel a ellos.

man sleeping in white bedding
Crédito de la foto: baranq/shutterstock

DUERME MÁS

¿No estás seguro de cuánto sueño necesitas para estar lo mejor posible? Consulta la lista de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades para asegurarte de que estás durmiendo lo suficiente. Ir a la cama y despertarte a la misma hora todos los días facilita un mejor sueño, al igual que prohibir dispositivos electrónicos en el dormitorio

mother and daughter doing yoga exercises on rug at home
Crédito de la foto: VGstockstudio/shutterstock

PONTE EN MOVIMIENTO

No hagas un cambio radical, ya que la tensión física puede provocar lesiones y terminar tu nuevo plan de entrenamiento incluso antes de que haya comenzado. Moverte más puede ser tan simple como una caminata diaria de 15 minutos o un vídeo de yoga de 10 minutos cada mañana. Una hora de actividad física todos los días es un objetivo loable, pero pequeños incrementos también pueden aumentar el bienestar físico y emocional.

Smiling woman lifting weights in gym.
Crédito de la foto: wavebreakmedia/shutterstock

LEVANTA PESAS

¿Ya eres un cliente habitual en el gimnasio? Durante algunos días de cada semana, intenta cambiar tu enfoque del cardio al levantamiento de pesas. Las pesas ayudan a construir masa muscular magra, activar tu metabolismo y mejorar tus sesiones de sudación cardiovascular también.

senior woman drinking water in the morning
Crédito de la foto: goodluz/shutterstock

BEBE MÁS AGUA

Si bien el viejo dicho de que se debe beber ocho vasos de agua al día está desactualizado, el mantenerte hidratado sigue siendo fundamental para una buena salud. No esperes a sentir la sed. Bebe líquidos regularmente durante el día y con cada comida. Las personas que viven en climas más cálidos o que realizan actividades físicas necesitan más agua que las personas más sedentarias en climas más fríos. Las personas que están enfermas y las mujeres que están amamantando también deben hidratarse.

do not drink
Crédito de la foto: winner58/shutterstock

DESHÁZTE DE LAS BEBIDAS AZUCARADAS

El deshacerte de tu hábito de refrescos, cafés endulzados o jugos a cambio del agua simple es vital para una buena salud. Este simple propósito del Año Nuevo ahorra alrededor de 240 calorías por cada refresco de 20 onzas — junto con el dinero que se haya destinado al mal hábito, que se ha relacionado con la diabetes, la enfermedad cardíaca y la obesidad. Un vaso de agua cuesta sólo centavos.

drinking in moderation
Crédito de la foto: Paul Vasarhelyi/shutterstock

REDUCE EL CONSUMO DEL ALCOHOL

Una bebida alcohólica ocasional está bien, pero exagerarla regularmente puede tener serios efectos en la salud. El consumo excesivo de alcohol se ha asociado con problemas como depresión, pérdida de memoria, convulsiones, enfermedades hepáticas y cardíacas, derrames cerebrales, hipertensión e incluso algunos cánceres. Reducir el consumo de alcohol también alivia la presión en la cartera.

three happy friends talking and drinking coffee and tea sitting on a couch at home
Crédito de la foto: Antonio Guillem/shutterstock

FORTALECE LOS LAZOS SOCIALES

Tener amigos y fuertes lazos sociales es vital para el bienestar. Un estudio publicado por la Bibliotca Pública de Ciencias (PLOS Medicine) sugiere que los vínculos sociales pueden influir tanto en la duración de la vida como los factores de salud conocidos como el tabaquismo, la obesidad y el abuso del alcohol. Encuentra a tu gente y quédate con ellos.

man's hand crushing cigarettes
Crédito de la foto: Seanika/shutterstock

DEJA DE FUMAR

Este es un propósito popular por una buena razón. Los efectos perjudiciales del tabaquismo están bien establecidos, y no hay excusa para aferrarse a este hábito apestoso, caro y simplemente malo. A pesar de que es difícil de hacer, toma la decisión de dejar de fumar y haz que suceda, ya sea que eso signifique abstinencia o uso de parches de nicotina. Los ahorros se acumularán para tanto tu salud como tu presupuesto.

couple in supermarket reading shopping list on smartphone
Crédito de la foto: goodluz/shutterstock

COMPRA CON UNA LISTA

Entrar en el supermercado con una lista de compras es una manera eficaz de evitar las compras impulsivas de alimentos poco saludables y ahorrar dinero a la vez. En lugar de arrojar elementos al azar en tu carrito, sigue una lista que incluya opciones saludables como frutas y verduras frescas, y mantén los alimentos procesados al mínimo.

healthy girl meditating in high rise with serenity
Crédito de la foto: Olena Yakobchuk/shutterstock

MEDITAR

Tómate dos o tres minutos al día para sentarte y meditar. Los principiantes que aceptan este propósito del Año Nuevo pueden recurrir a una guía gratuita para principiantes en el sitio web de Gaiam para algunos consejos sobre cómo comenzar. Se cree que la meditación reduce la ansiedad, el estrés, la frecuencia cardíaca y la presión arterial y aumenta los sentimientos de relajación y bienestar.

happy volunteer looking at donation box on a sunny day
Crédito de la foto: wavebreakmedia/shutterstock

AYUDA A OTROS

¿Recuerdas el dicho "lo que das, recibes"? Ayudar a otros voluntariamente puede, según un informe de la Corporación para el Servicio Nacional y Comunitario, reducir la mortalidad, reducir la depresión y aumentar la capacidad funcional. Seguir este propósito no cuesta nada más que tiempo.

family going on a trip traveling by airplane
Crédito de la foto: ESB Professional/shutterstock

TOMA UNAS VACACIONES

Todos necesitan un descanso y alejarse de la vida diaria. Decide tomar vacaciones (o al menos unos cuantos largos fines de semana) en el nuevo año que viene. Tomar un gran descanso puede mejorar la salud cardiovascular, disminuir la depresión e, irónicamente, mejorar la productividad.

Young woman having coffee in front of a large window at home
Crédito de la foto: Africa Studio/shutterstock

DESCONÉCTATE CADA DÍA

Encuentra maneras de desconectarte de los dispositivos electrónicos, incluso durante unos pocos minutos si la idea te parece insoportable. Espera a revisar tu teléfono a primera hora de la mañana o apágalo una hora antes de acostarte. En lugar de mirar la pantalla, intenta involucrarte más con las personas y el entorno que te rodea.

young and senior couples getting dance lessons
Crédito de la foto: Kzenon/shutterstock

INTENTA ALGO NUEVO

Romper la rutina diaria puede ser una bendición para la salud. Desafía a tu cuerpo de una manera nueva, o toma una nueva clase de baile o artes marciales. La Escuela de Medicina de Harvard dice que desafiar tu mente con un nuevo pasatiempo puede mejorar la precisión mental en la vejez.

Group of women at a book club
Crédito de la foto: SpeedKingz/shutterstock

CONOCE A ALGUIEN NUEVO

Conocer gente nueva te expone a nuevas ideas, una diversidad de opiniones y puede ayudarte con sentimientos de aislamiento o depresión. Inscríbete para una reunión local que te interese, únete a un nuevo club de lectura o grupo de madres o proponte hablar con alguien en la nueva clase de acondicionamiento físico que estás tomando. Lo más probable es que conozcas gente nueva y te diviertas.

happy man wearing glasses and smiling as he works on his laptop
Crédito de la foto: NakoPhotography/shutterstock

APRENDE

Mantener la mente activa es tan importante para la salud como mantener el cuerpo activo. El ejercicio de la mente aumenta la memoria, el vocabulario y la autoestima. Toma una clase en un centro comunitario o universidad comunitaria, o regresa a la escuela para cursar ese grado que siempre quisiste.

woman is stretching at desk
Crédito de la foto: Rawpixel.com/shutterstock

TOMA DESCANSOS POR HORA

Toma cinco minutos de cada hora durante el día para moverte. Esto es especialmente importante para los oficinistas o cualquier persona que lleve un estilo de vida sedentario. Establece un cronómetro para señalar el momento en que pararte y estirarte o caminar. El pequeño descanso es una buena manera de aliviar el cerebro y hacer que la sangre bombee.

fresh green kale in ceramic bowl on wooden table
Crédito de la foto: Karaidel/shutterstock

COME OSCURAS HOJAS VERDES

Col rizada, espinacas, repollo, rúcula, hojas de nabo — todos proporcionan beneficios para la salud. Los vegetales de hoja verde contienen calcio, hierro y ácido fólico, ayudan a prevenir el cáncer y las enfermedades cardíacas y controlan el peso y la diabetes tipo 2. Comprométete a agregar más de estos vegetales a tu dieta este año.

Oatmeal
Crédito de la foto: Alena Haurylik/shutterstock

AUMENTA EL DESAYUNO

Si estás acostumbrado a un tazón de cereal o una pop tart al salir, es hora de reconsiderar el desayuno. Esta comida esencial del día debe ser equilibrada y saludable sin importar lo apresurado que estés por las mañanas. Si no tienes tiempo para preparar un desayuno fresco todos los días, intenta prepararlo todo durante el fin de semana para que puedas tomarlo e irte por las mañanas de lunes a viernes sin sacrificar tu nutrición y salud. Pinterest tiene una plétora de ideas para darte un impulso.

Woman eating healthy and drinking a green smoothie
Crédito de la foto: andresr/istockphoto

DESHAZTE DE LA PRÁCTICA INESTABLE DE HACERTE DIETA

En lugar de saltar de una moda de dieta a otra, intenta hacer cambios permanentes en la dieta con los que puedas vivir indefinidamente. Las dietas extremas pueden dar resultados rápidos y repentinos, pero rara vez funcionan a largo plazo porque son demasiado difíciles de mantener durante un período de tiempo prolongado. En su lugar, realiza cambios en la alimentación saludables con los que puedas vivir y que sean fáciles de mantener.

closeup of a salad in a plastic container on the desk of an office
Crédito de la foto: nito/shutterstock

EMPACA TU ALMUERZO

En lugar de comer fuera todos los días, lleva el almuerzo de tu casa para ahorrar dinero y calorías. El llevar almuerzo te da más control sobre la calidad y cantidad de alimentos que comes, y la oportunidad de empacar esos vegetales de hoja verde.

couple stretching leg on stands of stadium
Crédito de la foto: Syda Productions/shutterstock

ENCUENTRA UN/A COMPAÑERO/A DE ENTRENAMIENTO

Aumenta las posibilidades de ponerte y mantenerte activo trabajando con un amigo. El sistema de amigos mantiene a los compañeros responsables y concentrados. También es más fácil cumplir los objetivos y mucho más divertido con un amigo a tu lado.

young woman in basic plank posture
Crédito de la foto: wavebreakmedia/shutterstock

PONTE EN POSICIÓN DE LAGARTIJA

Esto puede parecer tonto, pero hazte el hábito de mantener una posición de tabla (como si estuvieras a punto de hacer una flexión) cada mañana después de levantarte de la cama. Considera esta actividad como una necesidad tanto como cepillarte los dientes. Comienza por unos segundos y aumenta gradualmente el tiempo hasta al menos un minuto. Esta posición trabaja todo el cuerpo y te prepara para mantenerte activo todo el día.

stressed businessman with papers and charts sitting at table in office
Crédito de la foto: Syda Productions/shutterstock

DI QUE NO

Excederse demasiado es un pasatiempo estadounidense. Todos están sobrecargados de trabajo, sobrevendidos y totalmente estresados. Hazte la promesa a ti mismo de ponerte de primero este año diciendo no al menos una vez al día. Esto te ayudará a eliminar al menos un poco de estrés, lo cual es bueno para la salud mental y física.

mother and daughter putting coins into piggy bank
Crédito de la foto: pikselstock/shutterstock

AHORRA DINERO

Tener deudas puede ser estresante, pero hay muchas maneras de ahorrar más en el próximo año. Reducir los desembolsos diarios en $10 se suma a grandes ahorros y es más fácil de lo que piensas. Sugerencias simples: andar en bicicleta o compartir el auto para ir a trabajar en lugar de conducir, preparar café por la mañana en lugar de ir a un lugar local y hacer ejercicio en casa en lugar de comprar una membresía para el gimnasio.

happy family running on the beach
Crédito de la foto: goodluz/shutterstock

ENFÓCATE MÁS EN LAS EXPERIENCIAS

En lugar de hacer del 2019 el año de la acumulación de cosas, intenta convertirlo en el año de las experiencias. Menos cosas significa menos dinero gastado, menos desorden, menos de lo que tienes que encargarte y más dinero en tu billetera para salir y hacer recuerdos con tus seres queridos.

Cheapism.com participates in affiliate marketing programs, which means we may earn a commission if you choose to purchase a product through a link on our site. This helps support our work and does not influence editorial content.