Las 11 mejores y más económicas Carnes para las Parrilladas de Verano

Por   

Ver como:

pork meat chop cooked on the barbecue grill
Crédito de la foto: AVN Photo Lab/shutterstock

DELICIA ASAR CARNIVORE'S

Cocinar al aire libre es uno de los grandes placeres del verano. Aunque se puede cocinar casi cualquier cosa sobre las brasas, la pieza central es generalmente un pedazo de carne. En nuestra búsqueda por las mejores y más económicas carnes para tu parrilla , revisamos blogs de comida y hablamos informalmente con apasionados cocineros al aire libre que nos dirigieron hacia los cortes que apetecen al paladar mientras que reducen el costo de alimentar a una multitud. Los cortes caros tienden a ser más suculentos y tiernos, y son más fáciles y rápidos de cocinar. Los cortes más resistentes, sin embargo, también pueden ser para chuparse los dedos, con suficiente tiempo y la preparación adecuada.

raw pork shoulder square cut on kitchen cutting board
Crédito de la foto: bogumil/shutterstock

ESPALDILLA DE CERDO

El cerdo es una opción súper barata que está teniendo un gran resurgimiento en el mundo de la cocina actual. Casi todas las partes del cerdo hacen que a los chefs contemporáneos se les haga agua la boca. La espaldilla de cerdo (o pork butt/shoulder) proporciona un montón de sabor y es uno de los cortes más baratos. La llave liberar el sabor de este corte está en una cocción lenta a fuego lento. ¿No sabes cómo servirlo? Intenta un puerco a la parrilla estilo Vietnamita, con limoncillo y salsa de pescado, o un clásico como el sándwich de cerdo recién sacado de la barbacoa.

whole raw chicken with rose pepper and thyme
Crédito de la foto: Olga Miltsova/shutterstock

POLLO ENTERO

El pollo, la más versátil de las carnes, combina con casi cualquier plato. Para un frugal festín al aire libre, evita las pechugas sin piel (el corte menos suculento) y otras porciones precortadas, en su lugar compra y corta un pollo entero- ahorraras cerca de $1 por libra. Cocínalo directamente sobre la parrilla, trocéalo, ponlo en una olla para hornear o asar para atrapar a los jugos, o utiliza un ahumado. Los bloggers de comida afirman que, con la técnica correcta, un pollo a la parrilla sabe mejor que la popular ave asada.

rolled lamb breast
Crédito de la foto: Edward Westmacott/shutterstock

FALDA DE CORDERO

Poner cordero en tu parrillada al libre es un factor sorpresa garantizado. Probablemente ya estas familiarizado con la pierna, lomo y costillas de cordero, que son clásicos y favoritos en los festines familiares. Si buscas un corte de cordero económico, recomendamos la falda (Lamb Breast). La falda generalmente viene con las costillas y los huesos, pero también se puede encontrar en las costillas que se venden por separado como costillas esternales (spareribs) o riblets. Los sabores mediterráneos como el limón, el aceite de oliva, el ajo y el orégano fueron hechos para ser emparejados con el cordero. También puedes separar la carne del hueso y ponerla en un kebab con una buena cantidad de vegetales, lo que hace un poco de carne sepa mucho mejor.

raw beef chuck eye in black tray on wood table
Crédito de la foto: Tirachard Kumtanom/shutterstock

FILETE CHUCK EYE

Los filetes no son cortes baratos, es un hecho. Pero para las parrillas al aire libre, realmente no hay sustituto. Si tienes un presupuesto ajustado, evita los solomillos. El secreto para un gran filete se encuentra en la quinta costilla – el filete chuck eye. El chuck eye es el corte que sigue al rib eye, por lo que comparten el increíble sabor y la proporción de grasa en carne. Todo lo que necesita en la parrilla es un poco de sal y pimienta.

raw rib beef
Crédito de la foto: margouillat photo/shutterstock

COSTILLAS

Ya sea carne de res o de cerdo, las costillas ponen una sonrisa en la cara de todos—y sin dañar tu bolsillo. Busca costillas con un contenido bajo en grasa y una buena cantidad de carne. Por lo menos la mitad del peso que estás pagando son los huesos, por lo que tienes que maximizar la carne. Sólo se necesita un poco de grasa para mantener la carne jugosa. Cocine las costillas lentamente y con poca temperatura para y obtendrás un resultado lleno de sabor.

grilled chicken legs on the barbecue grill
Crédito de la foto: AVN Photo Lab/shutterstock

MUSLOS DE POLLO

Si realmente quieres porciones precortadas en tu parrilla, compra muslos de pollo, que son más baratos, tiernos y jugosos que la pechuga. La carne oscura también es más sabrosa y el hueso ayuda a evitar que la carne se seque cuando se cocina sobre las brasas.

pork chops are grilled on griddle with asparagus and bell pepper
Crédito de la foto: Bochkarev Photography/shutterstock

CHULETAS DE CERDO

Si quieres hacer una parrillada económica, no se puede superar la chuleta de cerdo. Aunque es un corte de cerdo relativamente costoso, las chuletas de cerdo siguen siendo más rentables que cualquier filete, e igual de sabrosas. Busca chuletas de cerdo gruesas que no se sequen con facilidad y ponlas a la parrilla con un poco de sal y pimienta, o, macéralas por par de horas antes de la parrillada .

raw beef brisket
Crédito de la foto: bonchan/shutterstock

PECHO DE RES

Si tienes un ahumador y suficiente tiempo en tus manos, el plato favorito Texas se puede hacer fácilmente. El pecho de res cuesta menos que otros cortes porque es relativamente duro y requiere más tiempo de cocción. Los resultados, sin embargo, son deliciosos y hacen que valga la pena el esfuerzo. Al comprar este económico corte, busca un buen marmoleado y espesor uniforme. El pecho es excelente como el plato principal de una barbacoa o picado para burritos, sándwiches y envueltos.

beef burger on the grill
Crédito de la foto: JerryDeutsch/shutterstock

HAMBURGUESAS DE CARNE

Una hamburguesa jugosa necesita alrededor de 20 a 40 por ciento de grasa, así que evita la carne molida más delgada y cara, pide la más barata, con mayor grasa. Mantén la parrilla caliente y resistir la tentación de aplanar la hamburguesa con la espátula mientras se cocina, advierten los expertos de Better Homes and Gardens - porque no quieres exprimir los sabrosos jugos de la hamburguesa. Una de las clásicas técnicas de ahorro usadas durante la Depresión, era agregarle migas de pan a la carne. Agregar vegetales rayados como la cebolla, el calabacín, la zanahoria o los champiñones, proporcionan más sabor y reduce la grasa por porción. Un poco de fruta, como los arándanos picados, es un ingrediente secreto que hará que tus hamburguesas sean jugosas y deliciosas.

skirt steak
Crédito de la foto: Alexey Smolyanyy/shutterstock

FILETE DE FALDA DE RES

El filete de falda es la primera opción que debes tomar si quiere hacer fajitas deliciosas. Siendo un corte más duro, es menos costoso, pero su masticabilidad y sabor robusto también lo convierten en un excelente ingrediente principal para platos audaces como la carne asada y el chimichurri. También es excelente en rodajas para sándwiches y ensaladas. Paste, una revista online sobre lifestyle y artes, puso el filete de falda en su lista de cinco carnes para parrilla subestimadas.

beef heart
Crédito de la foto: Swapan Photography/shutterstock

CORAZÓN DE RES

Llamado el "filete de los pobres" para quienes están dispuestos a aventurarse en el mundo de las carnes de órganos, el corazón de res ofrece una tierna, suave textura y un sabor a carne muy jugoso. El precio de corazón de res varía ampliamente entre diferentes partes del país, pero en general es más barato que cualquier otro corte de carne. Cortarlo y ponlo en la parrilla brevemente y obtendrás un plato inusual y con un sabor sorprendentemente lujoso. Si tienes dificultades encontrando corazones de res, los corazones de pollo son una alternativa miniatura. El carnicero local quizás tenga corazones disponibles si el supermercado no los tiene.

Cheapism.com participates in affiliate marketing programs, which means we may earn a commission if you choose to purchase a product through a link on our site. This helps support our work and does not influence editorial content.