Lo que no sabes sobre el moho que puede arruinar tu vida

Por   

Ver como:

Man looking shocked and mold growing on his kitchen wall
Crédito de la foto: AndreyPopov/istockphoto

El moho se presenta en muchas formas. Algunas veces son deseables, incluso sabrosos, como los de queso azul. En otras ocasiones se presenta como borrosos puntos verdes en el pan viejo, o peor, manchas negras que se esparcen en las áreas húmedas de tu casa. Aparte de representan una amenaza para tu salud puedes terminar gastando una fortuna en costos de limpieza y eliminación. Para evitarte esta pesadilla, recopilamos algunos de los hechos y consejos más importantes que te ayudarán a mantener tu hogar libre de moho.

Scientist holding up a petri dish with mold
Crédito de la foto: AndreasReh/istockphoto

Un moho es un tipo de hongo que ayuda a la biodegradación de la materia orgánica. El moho crece en ambientes cálidos, mojados y húmedos y se propagan por una de dos maneras de crecer: haciéndose más grandes donde ya están o liberando esporas que viajan a nuevas ubicaciones a través del aire o el agua. Estas esporas son especialmente resistentes, capaces de sobrevivir en de condiciones secas y frías en las cuales el moho no puede. Hay más de 100.000 diferentes tipos de moho y algunos presentan serios peligros para la salud.

Woman reacting to allergies with coughing and sneezing
Crédito de la foto: AntonioGuillem/istockphoto

Hay cinco categorías de moho toxico -- Cladosporium, Penicillium, Fusarium, Aspergillus y Stachybotrys – y las personas pueden reaccionar de manera diferente a cada uno de ellos. Para aquellos que son alérgicos el moho puede causar congestión nasal, tos, irritación ocular y dolor de garganta. Las reacciones pueden ser más serias para las personas que tienen su sistema inmunológico comprometido. El estar expuestos al moho puede hacer que se desarrollen infecciones en sus pulmones. Hay evidencia que sugiere que la exposición al moho puede provocar asma en niños que si no estuvieran expuestos a ellos no la padecerían. En general, evita áreas húmedas y mohosas tanto como sea posible y el tener contacto directo con el mismo.

Dog lying on the couch
Crédito de la foto: gradyreese/istockphoto

Las mascotas representan un doble riesgo en lo que respecta al moho: ellos pueden traer el moho al interior de las casas además de estar expuestos a jugar alrededor de esto o ingerir cosas que estén contaminadas con moho. Entre alguna de las maneras que se tienen para prevenir que las mascotas ingieran moho se incluyen: restringir el acceso a las áreas húmedas del hogar; almacenar la comida en un recipiente hermético; asegurarte no coman basura; limpiar las camas de las mascotas y los tazones del agua y comida regularmente además de eliminar la basura y los artículos sucios que se puedan encontrar en el patio.

Mold in the corner of a home near the door
Crédito de la foto: Andrei310/istockphoto

El moho puede entrar a tu casa de muchas maneras: a través de ventanas abiertas, ductos de aire, macotas, goteras, zapatos y en algunos casos el moho puede ser parte de tu construcción viviendo en el interior de los materiales que se utilizaron para construir. El moho también viaja bien en productos de papelería, madera y las tejas del techo, muchos de los cuales son materiales que entran y salen frecuentemente de los edificios.

Fixing a leaking pipe in the bathroom to prevent mold
Crédito de la foto: pastorscott/istockphoto

Es virtualmente imposible prevenir que el moho entre a tu hogar. Sin embargo, puedes minimizar la cantidad de moho en tu casa tomando algunas precauciones, como usar pintura con inhibidores de moho, eliminando las alfombras de los baños y otras áreas húmedas, limpiando los canales del techo regularmente, repagando goteras, cerrando las ventanas cuando el aire acondicionado esta encendido, garantizando una ventilación adecuada (especialmente en áreas donde es probable que se produzca condensación) y usar un deshumidificador.

A dehumidifier in a living room
Crédito de la foto: DonNichols/istockphoto

Dado que el moho requiere de humedad para reproducirse, una de las mejores cosas que puedes hacer para proteger tu casa es controlar los niveles de humedad en su interior con un deshumificador. Hay dos tipos principales: deshumificadores para toda la casa, que pueden tener un costo que va desde $1.000 hasta $2.000 y las unidades portátiles, que tienen un precio inicial de $60. Las personas que tienen problemas consistentes con el moho pueden considerar la opción de un deshumificador para toda la casa.

Man putting plastic sheeting over area to treat for mold
Crédito de la foto: Jodi Jacobson/istockphoto

Antes de eliminar el moho, prepara el área que estas a punto de limpiar. Primero, querrá cerrar el área afectada con láminas de plástico para que las esporas no se extiendan a otras partes de la misma. Mientras tanto, asegúrate de tener buena ventilación en la habitación encendiendo cualquier extractor de aire o abriendo una ventana y quizás lo más importante es que recuerde el no mezclar los productos de limpieza

Man wearing gas mask, protective goggles, and jumpsuit to prevent contamination
Crédito de la foto: Bryngelzon/istockphoto

Antes de eliminar el moho, querrás equiparte con la indumentaria básica para tu protección: El CDC recomienda una máscara de respiración N-95, gafas u otra protección para los ojos, guantes de protección, camisa de manga larga, pantalones largos y botas impermeables.

Cleaning solution bottle in front of small mold formation on a wall
Crédito de la foto: cegli/istockphoto

Puede eliminar el moho cuando es un problema pequeño con productos básicos para la limpieza del hogar. Para el moho que se encuentra en superficies no porosas, el truco es hacer una mezcla de 1 taza de cloro por cada galón de agua esta será una solución, haz lo mismo con el detergente y el agua caliente. Sin embargo, el moho que crece en superficies porosas puede ser difícil de eliminar. En estas situaciones puedes usar un producto que se llama Foster First Defense 40-80, que es un desinfectante EPA-registrado, fungicida, virucida y germicida  un balde de 5 galones cuesta alrededor de $ 50. Recuerda secar bien el área afectada después de hacer la limpieza. Para problemas de moho más serios, considera contratar a profesionales.

Someone inspecting mold inside of a house
Crédito de la foto: AndreyPopov/istockphoto

Si el moho cubre más de 10 pies cuadrados o si crees que hay un problema grave de moho escondido en algún lugar de tu hogar, es hora de contratar un inspector de moho. Esto puede ser complicado porque el campo en su mayoría  no está regulado y no hay una designación oficial entre los profesionales que inspeccionan el moho y los que lo eliminan. Al buscar inspectores, asegúrate de contratar aquellos que hayan completado cursos aprobados por la Junta Estadounidense de Higiene Industrial o el Consejo Estadounidense para la Certificación Acreditada, que trabajen independientemente de una empresa de remediación de moho y que puedan proporcionar informes que especifiquen los resultados de laboratorio obtenidos de las muestras de aire y superficie. Los precios varían, puedes llegar a pagar de $ 200 a $ 500 por una inspección.

Professional removing mold from a house
Crédito de la foto: Heiko Küverling/istockphoto

Problemas serios de moho requerirán contratar a una compañía de eliminación de moho. Generalmente estos profesionales pasaran un día o dos en tu casa haciendo muchas tareas, como limpiar y desinfectar paredes y alfombras, quitar paneles de yeso y otros materiales infestados de moho, pasar la aspiradora con filtración HEPA (aire de partículas de alta eficiencia) y eliminar cualquier mancha producida por el moho o por el proceso de eliminación. Los precios para la eliminación profesional de moho pueden llegar a costar miles de dólares, pero para trabajos pequeños, como eliminar el moho de espacios de rastreo, puede costar alrededor de $ 500.

Cheapism.com participates in affiliate marketing programs, which means we may earn a commission if you choose to purchase a product through a link on our site. This helps support our work and does not influence editorial content.