Fall Groceries
Fertnig/istockphoto

50 cosas que debes buscar en los supermercados este otoño

Ver diapositivas
Fall Groceries
Fertnig/istockphoto

De sopa a nueces

Mientras el clima empieza a enfriarse, es buena idea cambiar tu menú por platos según la temporada y disponibilidad. De las ofertas de fin de verano que durarán hasta el próximo año a ingredientes de bajo costo que van bien durante todo el otoño, hay muchas oportunidades para abastecerse en los supermercados. Usar productos de temporada es otra forma de gastar mesuradamente creando comidas llenas de nutrientes y sabor. Estas son 50 cosas que debes poner en tu lista de compras este otoño y algunas ideas para utilizar los productos menos conocidos.

Pumpkins
Tomás Guardia Bencomo/istockphoto

Calabaza

Con el otoño, las frescas calabazas aparecen en los supermercados en todo el país. Las calabazas son baratas y versátiles. Pueden utilizarse en platos salados o dulces y como decoraciones, colocándolas para crear una sencilla estación o tallándolas para crear una jack-o’ para Halloween.

092916_fall_grocery_list_slide_2_fs
ziashusha/shutterstock

Calabaza de invierno

Además de las tradicionales y los cabellos de ángel, se ofrecen especies similares en muchos mercados en estos días. Económica, saludable y versátil, todas las variedades de calabaza se pueden utilizar para hacer platos dulces y salados, desde sopas a pies.

Storage Containers
Yevhenii Orlov/istockphoto

Contenedores y bolsas de plástico

El otoño es la temporada de la sopa, y una olla grande es igual a una gran cantidad de sobras. Después de comer la misma sopa durante varios días, puede ser tentador tirar las últimas porciones y hacer algo diferente. Tener bolsas o recipientes a la mano hace que sea fácil tener porciones individuales en el congelador para luego.

Apples
Fudio/istockphoto

Manzanas

Esta icónica fruta estadounidense está en temporada en el otoño. Abastécete de las manzanas para tener una merienda económica y nutritiva cuando se te antoje un dulce -- tal vez puedes recolectar manzanas un día en una granja o huerto cercano.

Pear Salad
elena_hramowa/istockphoto

Peras

Las peras jugosas son una merienda deliciosa y pueden utilizarse en una variedad de formas y platos de temporada, desde ensaladas hasta con el vino sobrante. Hay alrededor de 10 variedades de peras comunes que se venden en los Estados Unidos; pruébalas todos para evitar aburrirte.

092916_fall_grocery_list_slide_6_fs
5PH/shutterstock

Granada

Esta fruta llena de semillas tiene una corta temporada en la que los precios bajan y llega al punto óptimo de maduración. Aunque el jugo de granada es muy popular, la fruta ofrece más sabor y nutrición (y posiblemente un efecto afrodisíaco).

Butcher Twine
4kodiak/istockphoto

Hilo de carnicero

Asar aves enteras y trozos grandes de carne es algo popular en la cocina de clima frío. Compra un gran carrete de hilo de carnicero, al comenzar la temporada, para asegurarte que tendrás a mano durante toda la temporada.

Beets
Lisovskaya/istockphoto

Remolachas

Mientras el clima se enfría, la remolacha empieza a atraer más nutrientes del suelo. Ya sea cruda, asada o cocida, la remolacha agrega una dulzura a cualquier comida. También puedes utilizarla como una fuente para un tinte natural.

092916_fall_grocery_list_slide_9_fs
Dream79/shutterstock

Coles de Bruselas

Estas hojas verdes, miembros de la familia del repollo, tienen mala reputación. Pero cuando se caramelizan salteándolas, asándolas o friéndolas las coles de Bruselas adquieren una dulzura sutil y una característica umami.

092916_fall_grocery_list_slide_10_fs
flil/shutterstock

Repollo

Además de ser saludable, la col es una forma barata de darle volumen o llenar casi cualquier plato, desde ensaladas y sopas hasta frituras. Las cabezas de col se conservan bien; en los viejos tiempos, la gente se abastecía en el otoño para tener suficiente para el invierno.

Celery Root
Sabinoparente/istockphoto

Raíz de apio

Esta raíz, una vez olvidada, es la parte sin cosechar del apio, y se ha puesto de moda. En lugar de gastar una pequeña fortuna en un plato de sopa o guarnición hecha con raíz de apio en un restaurante, hazlo en casa. La raíz de apio se cocina como una papa. El blog Six Burner Sue tiene 10 sugerencias.

092916_fall_grocery_list_slide_12_fs
Professional foto/shutterstock

Ajo

La cosecha de ajo es principios de otoño, por lo que inunda los mercados y se convierte en un buen momento del año para abastecerse, especialmente para aquellos con un sótano o bodega fresca y seca. Esto permite tener ajo fresco hasta el próximo año.

Persimmons
beijingstory/istockphoto

Caquis

Más dulce que el caramelo, estas frutas de color rojo anaranjado brillante tienen una textura suave y cremosa única. Se pueden comer en cualquier etapa de su madurez, pero su mejor momento, es cuando se vuelven brillantes y de color rojo oscuro y son muy suaves al tacto. The Kitchn tiene 10 recetas (y algunos consejos) para usar la fruta.

092916_fall_grocery_list_slide_14_fs
unverdorben jr/shutterstock

Membrillos

Los membrillos, hace tiempo, fueron tan populares como las manzanas y las peras. Tiene un aroma floral y un sabor como limón, ácido, que lo hace ideal para mezclar con manzanas dulces en pasteles o mermeladas. Revisa Organic Authority para ver otras formas de usarlo.

092916_fall_grocery_list_slide_15_fs
mama_mia/shutterstock

Batatas

Las batatas alcanzan su pico cuando el clima comienza a enfriarse, por lo que son ricas en sabor y nutrición en otoño. Cocínalas en un pie con malvaviscos para un dulce, o sazónalas con curry para una comida caliente.

092916_fall_grocery_list_slide_16_fs
HandmadePictures/shutterstock

Rábanos

Crujientes, bajos en calorías, y coloridos, los rábanos pueden agregar volumen y textura a una variedad de platos de muy bajo costo. Son tan baratos que incluso se pueden utilizar como guarnición y no comerse.

092916_fall_grocery_list_slide_17_fs
Dani Vincek/shutterstock

Hinojo

El hinojo es amado por su sabor anisado, como pimienta, siendo más suave cuando se cocina. Agrega un gran sabor a cualquier plato con verduras asadas y puede ser consumido crudo como un crudité crujiente y picante. Las hojas de la parte superior se pueden utilizar como hierbas frescas.

Grapes
kcline/istockphoto

Uvas

Las uvas se cosechan generalmente a mediados o finales de septiembre, por lo que el otoño es el momento para explorar variedades de uva únicas. Las uvas maduras son delicadas y se descomponen rápidamente, así que es mejor comprarlas listas para comer.

092916_fall_grocery_list_slide_19_fs
sarsmis/shutterstock

Chirivía

Muy rara de ver en primavera y verano, la chirivía se parece a las zanahorias blancas y tiene una textura almidonada y ligeramente más dulce, como a tierra. Se pueden agregar a cualquier mezcla de verduras o como puré a un relleno de repostería dulce. Good Food, de la BBC, ofrece una lista de ideas para cocinarlas (con sólo unos pocos fallos en el sistema métrico).

Rutabaga
Danler/istockphoto

Nabo sueco

Un nabo sueco es en esencia un nabo grande. Estos grandes tubérculos ricos en almidón son abundantes y se mantienen frescos durante mucho tiempo cuando se almacenan en un lugar fresco y seco. Se pueden usar en lugar de o junto con papas para hacer crecer un plato y diversificar su nutrición y sabor.

092916_fall_grocery_list_slide_21_fs
margouillat photo/shutterstock

Cítricos

Los cítricos frescos comienzan a aparecer en las tiendas en otoño, lo que significa que es hora de disfrutar de los tangelos y pomelos nuevamente. Sus vitaminas pueden ayudar a que el cuerpo se mantenga en buen estado de salud ya que la variedad de verduras frescas disminuye después del verano.

Paper Goods
Kameleon007/istockphoto

Utensilios de papel

Las tiendas de comestibles bajan los precios de los utensilios de papel, como vasos y servilletas después de la temporada de verano, en la que las barbacoas son comunes, para hacer espacio para los productos de la temporada entrante. Aprovecha estas ofertas para ahorrar dinero y estar preparados para las fiestas.

Marshmallows
AnthonyRosenberg/istockphoto

Malvaviscos

El final de la temporada de s'mores relega las bolsas de malvaviscos al estante de ofertas. Pero pronto habrá suficiente frío para hacer chocolate caliente, un excelente hogar para los malvaviscos que sobraron del verano.

Charcoal
DustyPixel/istockphoto

Carbón

Con la temporada de las barbacoas llegando a su fin, las tiendas reducen los precios del carbón. Los propietarios de viviendas con un garaje o cobertizo para almacenarlo deben tomar unas bolsas para la primera comida al aire libre del próximo año, o incluso una barbacoa en invierno.

Grilling Accessories
Michael Schmidt/istockphoto

Accesorios de parrilla

El otoño es el momento para abastecerse de los accesorios de barbacoa a precios muy reducidos. Un nuevo par de pinzas o rejillas para el asador pueden esperar guardados en sus paquetes hasta la próxima primavera.

Cook Seasonally
zi3000/shutterstock

Brochetas

Los pinchos de metal y madera están en oferta después de la temporada de barbacoa y antes de las vacaciones, cuando se utilizan para aperitivos y comidas en las fiestas. Estos útiles elementos ocupan muy poco espacio, así que adelántate y cómpralos.

092916_fall_grocery_list_slide_27_fs
EQRoy/shutterstock

Calabaza en lata

Aunque asar calabaza y calabacín frescos da, normalmente, un sabor más profundo, no se puede negar la conveniencia de utilizar calabaza enlatada para facilitar la cocción. Muchas tiendas de comestibles tienen este producto sólo en temporada, e incluso en oferta.

092916_fall_grocery_list_slide_28_fs
Diana Taliun/shutterstock

Especias para hornear

Incluso más que la calabaza en sí, las especias asociadas -- canela, nuez moscada y clavo de olor -- son irresistibles en el otoño. Con éstas a la mano, puedes hacer calabaza con especias en casa en lugar de hacer un gasto excesivo en otro lugar.

Extracts
brazzo/istockphoto

Extractos

Lleva el hornea en un clima fresco al siguiente nivel agregando extractos y esencias. Sólo con los básicos, como vainilla, almendra y limón, los cocineros pueden realizar una variedad de productos de confitería y pastelería sin tantos ingredientes especializados caros.

Sugar
Fascinadora/istockphoto

Azúcar

Los venideros días de fiesta traen invitados y muchas cosas que hornear, ya sea cupcakes para una fiesta de Halloween o un pie de nueces para Acción de Gracias. Comprar azúcar al mayor, tanto blanca como morena, te asegurará de estar equipado para gastar menos dinero a largo plazo.

Swap Bags for Jars
EVAfotografie/istockphoto

Harina


El otoño frío es un buen momento para quedarse en casa y practicar hornear panes o perfeccionar una receta de galletas. La harina también puede espesar salsas en comidas grandes. Compra harina al mayor a un precio más bajo y ten suministros durante toda la temporada.

Tea
nitrub/istockphoto

Hay pocas cosas más relajantes que una buena taza de té en una noche fría de otoño. Compra unos pocos sabores diferentes, con y sin cafeína, a bajo costo para tenerlas a tu alcance en cualquier momento.

092916_fall_grocery_list_slide_33_fs
JeniFoto/shutterstock

Todo con sabor a calabaza

Desde crema de café y yogur hasta Pop-Tarts y cereales, parece que cada marca está lanzando una versión con calabaza en el otoño. Degusta unos pocos que despierten tu interés para obtener inspiración para tus propios inventos culinarios.

Oatmeal
Creativeye99/istockphoto

Avenas

La avena es saludable, barata y versátil. La avena caliente es una forma eficiente de alimentar a una multitud en una mañana de otoño, y un lote de galletas de avena es un placer simple y fácil para cuando tengas compañía.

092916_fall_grocery_list_slide_35_fs
Anna Hoychuk/shutterstock

Nueces

Los frutos secos o nueces tostadas son una merienda sana y coposa, especialmente durante el frío. Comprar frutos secos a granel puede reducir el costo total, y almacenarlos en la nevera o en el congelador los mantiene fresco durante todo el invierno.

Cooking Oil
filistimlyanin/istockphoto

Aceite para cocinar

Incluso aquellos que no pasan mucho tiempo en la cocina deben cocinar en casa en un clima frío. En lugar de comprar aceite de tamaño pequeño, invierte en un recipiente grande cuando esté en oferta para reducir el precio total.

All-Purpose Spices
fcafotodigital/istockphoto

Especias esenciales

No es divertido tener que correr a la tienda, cuando hay frío, para reponer algo tan básico como la sal o pimienta. Llena el armario con especias esenciales, como hierbas secas, chile y ajo en polvo, para que duren unos pocos meses.

Baking Powder
Geo-grafika/istockphoto

Ingredientes para hornear

Algunos productos como bicarbonato de sodio y polvo de hornear están en oferta para prepararse para una temporada llena de delicias recién hechas. Repón estos ingredientes para asegurarte de tener para las tortas de fiesta, galletas y pasteles.

Cookies
Halfpoint/istockphoto

Galletas

Entre las fiestas de Halloween y la compañía inesperada durante las vacaciones, es probable que haya un par de invitados que lleguen sin avisar. Mantén unas galletas en la despensa así que siempre tendrás algo para ofrecer.

092916_fall_grocery_list_slide_40_fs
Moving Moment/shutterstock

Tomates en lata o caja

Por desgracia, la temporada de tomate ha terminado, y los tomates frescos disponibles en el otoño y el invierno simplemente no son igual. Reemplázalos con tomates de alta calidad en lata o en caja para hacer tus recetas favoritas con gran sabor.

Ginger
grafvision/istockphoto

Jengibre

Una especia cálida, el jengibre es particularmente útil cuando el clima comienza a enfriarse. Este decantador natural también es bueno cuando alguien se excede en caramelos o en una fiesta de vacaciones.

Hot Sauce
Page Light Studios/istockphoto

Salsa Picante

Mientras la temperatura baja, agrega un poco de calor a los alimentos. Es un buen momento para probar recetas picantes y encontrar un tipo favorito de salsa picante.

Berry Jam
Edalin/istockphoto

Mermelada

Tener mermelada o jalea a mano es el secreto de un panadero. Estos condimentos dulces, a base de frutas, pueden transformar una receta básica de galletas en algo único e impresionante, o ser el ingrediente estrella de un pastel de capas.

Steamed Frozen Vegetables
siamionau pavel/shutterstock

Verduras congeladas

Las verduras frescas están empezando a desaparecer del supermercado, pero aun así es importante mantener verduras a mano para incorporarlas a una dieta saludable. Las bolsas baratas de vegetales congelados facilitan agregar nutrición a muchos platos.

Herb Paste
cglade/istockphoto

Pasta de hierbas

Cuando las hierbas frescas, y baratas, se han ido con el verano, se vuelven escasas y caras. Comprar tubos de pastas de hierbas que se conservan es una forma eficiente de tener el sabor fresco sin depender de los productos que no están en temporada.

092916_fall_grocery_list_slide_46_fs
Gtranquillity/shutterstock

Helado de vainilla

Los sabores creativos de helados como melocotón y sandía o patilla volverán el próximo verano. Por ahora, mantén un abastecimiento de helado de vainilla en el congelador para rellenar bizcochos de chocolate caliente o pastel.

Affordable Pasta Dishes
alexpro9500/shutterstock

Pasta seca

Barata y no perecedera, la pasta seca es un elemento básico de clima fresco. En cuestión de minutos, una caja de pasta se puede transformar en un plato cálido y satisfactorio para una multitud. No olvides tener un frasco de salsa favorita a la mano también.

Chicken Noodle Soup
rez-art/istockphoto

Sopa en lata

Con la temporada de resfriados y gripe en auge, es una buena idea tener una o dos latas de sopa a la mano. Aunque la sopa casera es siempre la mejor, tener en lata puede ser muy útil durante esta época del año.

Dark Leafy Greens
gerenme/istockphoto

Verduras de hoja

Como la lechuga fresca y otros vegetales verdes comienzan a disminuir, es importante incluir verduras de hoja verde en tu dieta. Los vegetales verdes como la col rizada abundan y sobreviven hasta el otoño, siendo una excelente y deliciosa fuente de nutrición.

Buy Dried Beans
casanisaphoto/istockphoto

Frijoles secos

Los frijoles son increíblemente baratos, nutritivos y versátiles. Como van muy bien en sopas y guisos, hay muchas oportunidades para usarlas en el otoño. Los frijoles secos pueden almacenarse de forma más eficiente y tener un mejor sabor y textura cuando se cocinan.