Los 15 mejores Mustangs de todos los tiempos

Por   

Ver como:

Classic Ford Mustang
Crédito de la foto: Best Mustangs of All Time by Chad Horwedel (CC BY-NC-ND)

CABALLOS DE FUERZA

Desde su motor rugiendo hasta su armazón inconfundible, posiblemente el Mustang es el auto más icónico en la historia de Estados Unidos. Seis generaciones de Mustangs han salido de la línea en casi tantas décadas desde que el primer pony car llegó a la imaginación Americana en 1964. Con los años, la marca ha tenido sus aciertos y fallas, pero hay una cosa que nunca ha cambiado: el Mustang es el muscle car de Estados Unidos. Y ahora parece que el Mustang será el último auto de pasajeros restante producido por Ford para Norte América, de acuerdo con el fabricante Estadounidense. A continuación un resumen con lo mejor de la marca.

Original 1964 Ford Mustang
Crédito de la foto: J2R/istockphoto

EL ORIGINAL 1964

En 1964, el mundo automotríz sufrió una revolución que cambiaría la historia de los autos en Estados Unidos para el próximo medio siglo y más. Este año, la Ford Motor Co. introdujo el car pony del Mustang original. La ejecución del Mustang original duró menos de 5 meses, pero su impacto perduraría a través de los años. El legendario ejecutivo Ford, Lee Iacocca imaginó el vehículo tras el desastre de Edsel, un auto pequeño y accesible para todos. El 16 de abril de 1964, la noche antes del World's Fair, la compañía bombardeó los medios con publicidad para la creación del Iacocca. El primer día Ford vendió 22.000 Mustangs a un costo de $2.368 cada uno.

Shelby GT350
Crédito de la foto: Sicnag/wikipedia.org

SHELBY GT350

El diseñador pionero e ingeniero automotriz Carroll Shelby dejó su huella en la marca Mustang años antes de que el perfeccionara el modelo Shelby con el GT500. Era el año 1965 cuando el Mustang ganó el estatus de legendario en el mundo de los autos de rendimiento. Ese año, Shelby diseñó un Mustang construido para carreras. Una variante del Mustang Fastback, el Shelby GT350 se convertiría en uno de los autos más exitosos de la Ford bajo la marca Mustang.

Shelby GT500
Crédito de la foto: Alan_Lagadu/istockphoto

SHELBY GT500

En términos de estilo y rendimiento, el Shelby llegó a la mayoría de edad en 1967. Año en que el GT500 debutó, y el mismo Carroll Shelby pensaría en el auto como uno de sus mayores orgullos. Basado en el mismo motor que el equipo de carreras de Shelby utilizó para barrer los tres primeros puestos en Le Mans, fue el primero de su tipo en ofrecer una barra antivuelco.

California Special
Crédito de la foto: Wiki righter/wikipedia.org

CALIFORNIA SPECIAL

Uno de los primeros Mustangs de edición limitada, el California Special nació en Michigan pero es espiritualmente 100% Costa Oeste. Producido por primera vez en 1968, esta belleza fue idea de un gerente de ventas del Sur de California quien encabezó un grupo de distribuidores de Golden State Mustang que querían un automóvil propio. El prototipo para este clásico fue aprobado por el propio legendario automan Lee Iacocca.

The Bullitt
Crédito de la foto: The Bullitt by Brendan Rankin (CC BY-NC-ND)

EL BULLITT

El thriller policial de 1968 “Bullitt” presentó a Steve McQueen como el protagonista — pero la verdadera estrella del show fue el Mustang que él hizo famoso. Realmente había dos modelos de Mustang Fastback con motores modificados en la película, pero uno se dañó tanto que luego no pudo ser reparado. El otro sería conocido como el Bullitt, uno de los más icónicos Mustangs en la historia, y Mustang le daría varias décadas de reinicios después de que la película deslumbrara a las audiencias.

Boss 302
Crédito de la foto: Bull-Doser/wikipedia.org

BOSS 302

En la historia de los muscle cars Americanos, pocos son los nombres que suenan tan fuerte como el Boss 302. La génesis del famoso Mustang Boss 302 es legendaria. Para poder competir en un auto con su nuevo motor de 302 pulgadas cúbicas en la serie Trans-Am, Mustang tuvo que ofrecer la producción de la versión de ese auto. El nuevo competidor de Mustang, el Chevy Camaro, se adelantó a esto y ganó las series Trans-Am en 1968. Para no quedarse atrás, Mustang replicó igualmente con el rugiente Boss 302.

Mach 1
Crédito de la foto: Snap2Art_RF/istockphoto

MACH 1

Cuando el mundo conoció al Mustang Mach 1 en 1969, lo amó de inmediato. La bestia tan fuerte como un asador se estuvo produciendo por aproximadamente una década. Aunque ofrece más opciones de rendimiento que sus predecesores, viene de serie con un V8 que es capaz de generar 250 caballos de fuerza. La llegada del Mach 1 marcó el principio del final de los GTs que vinieron antes, y permaneció casi sin cambios hasta 1978.

Boss 429
Crédito de la foto: CJ DUB/wikipedia.org

BOSS 429

Como el Boss 302, el Boss 429 nació en necesidad de las reglas de entrada de las series de carrera. Para competir en NASCAR, Mustang tuvo que construir 500 ejemplos del auto que planeaban hacer correr. A pesar de que realmente nunca compitió en NASCAR, el Mustang con el motor de 429 pulgadas cúbicas, que podría generar 325 caballos de fuerza, pasó a la historia como uno de los mejores autos que jamás se haya construido.

Cobra II
Crédito de la foto: Bull-Doser/wikipedia.org

COBRA II

Uno de los mayores factores en el declive del Mach 1 fue la llegada del popular Cobra II en 1976. El modelo reflejaba los modernismos del mundo automotriz del momento. Los cars pony del Mustang Original fueron eliminados poco a poco en 1973, lo que contribuyó a la caída de la marca Mustang durante el surgimiento de la línea de segunda generación de Mustang. Para avivar un resurgimiento, y en reacción a la inseguridad energética en la era del embargo petrolero, Ford lanzó el Cobra II, que no sólo recuerda a los GTs, sino que también consumió menos gasolina.

1979 Pace Car
Crédito de la foto: Nick Ares/wikipedia.org

1979 PACE CAR

En 1979, el Mustang fue honrado como el pace car oficial de la 63º Indianapolis 500. Ford lanzó un auto especial solo para la ocasión, y poco después, la compañía hizo una réplica casi exacta de su Indy Pace Car disponible al público con un precio básico de $9.012. Un favorito entre conductores y coleccionistas, sigue siendo un clásico culto al mundo del Mustang.

SVO
Crédito de la foto: Jim Ramsey/wikipedia.org

SVO

Los prototipos originales para el SVO Mustang de Ford de 1984 fueron construidos en 1982 bajo la dirección de una colección de gurús del mundo de las carreras conocido como Operación de Vehículos Especiales (Special Vehicles Operation, SVO). Puesto que Ford se interesó en lanzar Mustangs como vehículos de competición una vez más, el SVO se construyó enfocado en el manejo, gracias a las ruedas grandes, los buenos frenos, puntales y amortiguadores.

SVT Cobra
Crédito de la foto: Gaschwald/istockphoto

SVT COBRA

El Cobra es un sobreviviente, y modelos diferentes de serpientes se han deslizado a lo largo de los años de 1970, los 80 y los 90. Pero no fue sino hasta 1993 que el Cobra surgió como un pony car. Construido bajo la dirección del Equipo de Vehículos Especiales de Ford, la división que lleva el acrónimo de '93 Cobra', el SVT Cobra era poderoso y limitado, se construyó en pequeñas cantidades que fueron adquiridas principalmente por corredores y coleccionistas.

The Terminator
Crédito de la foto: TJKula/wikipedia.org

EL TERMINATOR (2003 SVT COBRA)

El verdadero nombre del Mustang conocido como el Terminator es el 2003 SVT Cobra. Ganó su apodo y su lugar en la historia por su potencia bruta e impresionante fuerza. Su motor de 390 caballos de fuerza realmente se probó en 425. El motor del Terminator casi es lo más poderoso en la historia del Mustang y uno de los más duros para aparecer como auto convencional.

2013 Boss 302
Crédito de la foto: 2013 Boss 302 by Sicnag (CC BY)

2013 BOSS 302

Mustang se conoce por dar vida nueva a los antiguos favoritos, y esto es lo que sucedió en el año 2013 cuando Ford introdujo un nuevo Boss 302, que algunos argumentarían era mejor. Hubo un modelo de 2012 que incorporó el mismo motor, pero el modelo 2013 presentó una serie de increíbles actualizaciones estéticas, entre las que se figuraban rayas de carreras reflectantes y un nuevo acabado de pintura.

2013 Shelby GT500
Crédito de la foto: tomeng/istockphoto

2013 SHELBY GT500

El 2013 fue el mejor año para los fans de Mustang, que fueron testigos del renacimiento de otro clásico favorito: el Shelby GT500. Gracias a la llegada de los motores Hellcat, el modelo de 2013 no es el más grande, ni el muscle car más duro de la cuadra — pero se acerca. La bestia saca unos impresionantes 662 caballos de fuerza.

Cheapism.com participates in affiliate marketing programs, which means we may earn a commission if you choose to purchase a product through a link on our site. This helps support our work and does not influence editorial content.