15 Créditos y Deducciones Fiscales que Te Ahorrarán Miles

Por   

Ver como:

Crédito de la foto: Shahril KHMD/shutterstock

CRÉDITO DONDE SE DEBE

Mientras se aproxima el plazo para declarar los impuestos de 2016. algunos contribuyentes pueden estar tratando de encontrar deducciones o créditos de última hora. Puede ser demasiado tarde en algunos casos -- muchos de los “trucos” que reducen los impuestos deben realizarse antes del 31 de diciembre -- pero algunos consejos pueden funcionar. Recuerda que los créditos fiscales son mucho más valiosos que las deducciones, porque cada dólar en crédito equivale a un dólar menos en impuestos pagados. Las deducciones reducen los ingresos imponibles, por lo que cada dólar en deducciones probablemente compensa los impuestos en 10 a 39.6 centavos, dependiendo de la banda de impuestos.

Relacionados: 10 Cosas Que Puedes Amortizar En Tus Impuestos Cuando Eres Autónomo

Crédito de la foto: Bruce Weber/shutterstock

CRÉDITO TRIBUTARIO DE OPORTUNIDADES ESTADOUNIDENSE

El Crédito Tributario de Oportunidades Estadounidense puede ser reclamado por estudiantes elegibles que tienen al menos un estatus de medio tiempo en una escuela acreditada. Está disponible sólo durante los primeros cuatro años de educación post-secundaria y tiene un valor de hasta $2,500 en créditos tributarios: el 100 por ciento de los primeros $2,000 en gastos más el 25 por ciento de los $2.000 siguientes. Las escuelas deben enviar a los estudiantes un 1098-T, que muestra la cantidad pagada el año pasado en la matrícula y los honorarios. El crédito puede aplicarse a la matrícula, libros y suministros.

Crédito de la foto: Monkey Business Images/shutterstock

CRÉDITO PARA APRENDIZAJE CONTINUO

El Crédito para Aprendizaje Continuo puede ser reclamado por cualquier persona que esté tomando clases en una institución educativa elegible para adquirir o mejorar sus habilidades laborales y no exceda el límite de elegibilidad de ingreso ($65,000 o $130,000 para declarantes conjuntos). Incluso los estudiantes inscritos en una sola clase son elegibles. El crédito se limita al 20 por ciento de los primeros $10,000 en gastos ($2,000 es el máximo) y puede usarse para compensar la mayoría de los costos.

Crédito de la foto: Oksana Kuzmina/shutterstock

CRÉDITO POR CUIDADO A MENORES Y DEPENDIENTES

Los padres pueden reclamar un crédito de cuidado de niños si le pagan a alguien que cuide a sus hijos mientras trabajaban o buscan empleo. También aplica al costo de un cuidador para un cónyuge discapacitado o dependiente adulto que vive en la misma casa. El crédito compensa del 20 al 35 por ciento de los gastos, dependiendo del ingreso bruto ajustado del contribuyente hasta $3,000 para un dependiente o $6,000 para dos o más.

Crédito de la foto: designer491/shutterstock

CRÉDITO POR INGRESO DEL TRABAJO

El Crédito por Ingreso del Trabajo está disponible para los contribuyentes de ingresos bajos y moderados con “ingresos ganados”, como sueldos, salarios o ingresos por cuenta propia (pero no los ingresos por Seguro Social, el desempleo o por inversiones). Los contribuyentes deben tener un número de Seguridad Social válido y cumplir con una breve lista de otros requisitos . El crédito es de $506 a $6,269 dependiendo del estatus de declaración.

Crédito de la foto: vinnstock/shutterstock

CRÉDITO TRIBUTARIO DE PRIMAS

Las personas y familias que compraron un seguro de salud de un mercado administrado por el gobierno pueden ser elegibles para el Crédito Tributario de Primas . El valor depende del ingreso y el tamaño de la familia, la línea de pobreza federal y las primas pagadas. Los contribuyentes pueden optar por recibir este crédito por adelantado para compensar las facturas de primas mensuales. Aquellos que reclaman mucho durante todo el año deben pagar la diferencia al momento del impuesto, pero los que reciben muy poco pueden reclamar el resto cuando lo declaran.

Crédito de la foto: simez78/shutterstock

CRÉDITO DEL AHORRADOR

El Crédito del Ahorrador recompensa a las personas con ingresos bajos y moderados que contribuyen a una cuenta de jubilación calificada. Los contribuyentes pueden obtener un crédito del 10 por ciento, 20 por ciento, o 50 por ciento de los primeros $2,000 contribuidos, dependiendo del ingreso y el tamaño de la familia. Para obtener el mínimo del 10 por ciento, el ingreso máximo permitido es de $30,750 para los que pagan solos, $46,125 para el jefe del hogar y $61,500 para los que declararon conjuntamente en 2016.

Crédito de la foto: topseller/shutterstock

DEDUCCIONES DE INTERESES HIPOTECARIO

Los propietarios de viviendas probablemente saben que pueden deducir el interés pagado a un prestamista hipotecario por un préstamo de hasta $1 millón ($500,000 si se casan y declaran por separado) para comprar, construir o mejorar un hogar primario o secundario (pero no un alquiler). Las primas de seguro hipotecario calificadas también podrían ser deducibles. Además, los contribuyentes pueden deducir intereses de $100,000 (o $50,000 si están casados y declaran conjuntamente) de la deuda de equidad casera sin importar cómo se gasta el dinero.

Crédito de la foto: Mykola Komarovskyy/shutterstock

CRÉDITO DE INTERÉS HIPOTECARIO

Los contribuyentes que reciban un Certificado de Crédito Hipotecario calificado de un gobierno local o estatal podrán reclamar el Crédito de Intereses Hipotecarios . El hogar debe ser la residencia principal del contribuyente, y los pagos de intereses no pueden ser para un familiar. El crédito es de hasta $2,000 y las porciones no utilizadas pueden acumularse para el año siguiente.

Crédito de la foto: michaeljung/shutterstock

CRÉDITO PARA LOS ANCIANOS O DISCAPACITADOS

Los contribuyentes de 65 años o más -- o menores, pero jubilados o con discapacidad permanente y total – pueden aplicar para un crédito de hasta $7,500. Los ingresos imponibles deben ser inferiores a $17,500 (o $20,000 si están casados y declaran conjuntamente) y los beneficios del Seguro Social, pensión o discapacidad no tributables deben ser inferiores a $5,000. Si ambos califican y declaran conjuntamente, los límites de ingresos son de $25,000 para la renta imponible y $7.500 para los beneficios no tributables.

Crédito de la foto: Steve Heap/shutterstock

DEDUCCIÓN POR IRA

Sin importar la elegibilidad para un plan de jubilación patrocinado por el empleador, los estadounidenses pueden abrir una Cuenta De Jubilación Individual (IRA en inglés) por su cuenta. Una IRA tradicional (a diferencia de una Roth IRA) se financia con dinero antes de impuestos. Esto significa que los contribuyentes pueden deducir cada dólar aportado de sus ingresos para el año. Incluso si una cuenta se abre y se financia en el 2017, cualquier contribución hecha antes del 18 de abril (el plazo de declaración de impuestos este año) puede ser acreditada al año anterior. Para el 2016, la contribución máxima permitida es de $5,500 (o $6,500 para los mayores de 50 años). También hay limitaciones de deducción dependiendo de los ingresos y el acceso a una cuenta de jubilación patrocinada por el empleador.

Crédito de la foto: yurchello108/shutterstock

CONTRIBUCIONES SEP-IRA

Para propietarios de pequeñas empresas , propietarios individuales y personas que trabajan independientemente, hay otros tipos de cuentas de jubilación disponibles. Una Pensión de Empleado Simplificada IRA es una IRA tradicional con límites de contribución más altos. Al igual que con una IRA tradicional, las contribuciones hechas antes del plazo de declaración de impuestos (sin una extensión) pueden aplicarse al año anterior.

Crédito de la foto: designer491/shutterstock

CONTRIBUCIONES SOLO 401(K)

Otra opción de cuenta de jubilación para aquellos con ingresos por cuenta propia es el 401(k) para un participante, también conocido como un solo 401(k) o por cuenta propia. Los contribuyentes pueden necesitar solicitar un Número de Identificación de Empleador federal -- un proceso rápido, en línea -- para abrir una cuenta. El papeleo puede ser un poco complicado, pero como una SEP-IRA, un solo 401(k) permite a los individuos aplazar más dinero que una IRA tradicional. Con un solo 401(k), el contribuyente debe aperturar una cuenta y optar por hacer una contribución antes del 31 de diciembre, pero los fondos no tienen que ser depositados hasta la fecha de declaración de impuestos (18 de abril, o 18 de octubre con una extensión).

Crédito de la foto: Matej Kastelic/shutterstock

EDUCACIÓN RELACIONADA AL TRABAJO

Los trabajadores autónomos, incluyendo aquellos con ingresos independientes, pueden calificar para deducciones adicionales. Por ejemplo, los gastos educativos para talleres, webinars, libros y otros materiales que mantienen o mejoran las habilidades son deducibles. Los gastos educativos que cumplan con los requisitos mínimos de un oficio o negocio -- o relacionados con entrar en una nueva línea de trabajo -- no califican.

Crédito de la foto: Kekyalyaynen/shutterstock

GASTOS DE VEHÍCULO

Otra deducción fiscal comúnmente pasada por alto permite a los trabajadores autónomos deducir 54 centavos por milla conducido para fines laborales durante el año anterior. Antes de tomar esta deducción , los contribuyentes deben asegurarse de que tienen un registro de kilometraje detallado para respaldarlo. El registro debe mostrar las millas recorridas, la fecha, el propósito laboral del viaje y el destino. El estacionamiento y los peajes incurridos durante los viajes de negocios también son deducibles. Sin embargo, los honorarios y gastos relacionados al ir hacia y desde una oficina no son deducibles.

Crédito de la foto: goodluz/shutterstock

DEDUCCIÓN POR OFICINA EN CASA

Una deducción por oficina en casa podría aplicarse si la casa es el lugar principal de negocios o se utiliza exclusivamente una habitación de forma rutinaria para negocios, incluso para reunirse con clientes. Los contribuyentes pueden usar una opción simplificada para determinar su deducción multiplicando la cantidad de pies cuadrados de la habitación por $5 (si el tamaño total es de 300 pies cuadrados o menos). El método más complejo consiste en determinar la parte de los gastos del hogar, impuestos, seguros y depreciación que se puede atribuir a la oficina en casa.

Cheapism.com participates in affiliate marketing programs, which means we may earn a commission if you choose to purchase a product through a link on our site. This helps support our work and does not influence editorial content.